miércoles, 12 de febrero de 2014

Reflejo

The Americans - Robert Frank

Una marca de frenazo en la carretera; un botón, casualmente desprendido, tirado en la calle; el calcetín desparejado; la palabra que no recordamos; los sillones de un portal; un mechero sin gas, no reutilizable; el globo extraviado en las ramas del árbol, parcialmente deshinchado; una revista tirada en un descampado, húmeda, descolorida; el chiste sin gracia; el niño llorando en un avión, viaje transatlántico; el mando a distancia sin pilas; ese jersey que no merece la pena volver a lavar; la silla coja; el que sale con los ojos cerrados en una foto de grupo; el corchete del sujetador que se engancha; el fascículo n2; un aplauso que no se contagia; el papel que se pega en la suela; el retrato de prueba que viene en los marcos; una serie cancelada; el tropezón delante de una chica guapa; el folio que se atranca en la impresora; el suelo de un patio interior. 

Definitivamente, no tenía un gran concepto de sí mismo.

Dexedrinas XIV

Candy cigarette - Sally Man

Por delante de sus ojos pasaron los recuerdos de un futuro que sabía oscuro.
_____

Luz de candil, humedad en las paredes, frío en los huesos; un país viajando del permanente crepúsculo a la noche cerrada.
_____

El transeúnte apresurado es el soldado de infantería en una carga de trinchera destinada al fracaso; carne picada de lo cotidiano.
_____

Nuestra atención ha sido tiranizada por leds parpadeantes, nuestro cerebro fracturado por el constante salto de tema, nuestro corazón poseído por las notificaciones. Sólo nos queda el autismo como arma.
_____

En la habilidad de liar el cigarro está el fracaso de toda una generación que pensó que iba a fumar con boquilla.
_____

Los abrigos tirados en las sillas sólo dan calor a la ausencia.
_____

Las bañeras y las barcas mantienen una extraña relación especular.
_____

Se empeñaba en utilizar los cubiertos de manera heterodoxa. Comiendo, por ejemplo, la sopa con cuchillo, no sólo corría un riesgo innecesario, sino que además mostraba una gran paciencia.
_____

Las fronteras son la tiranía de las peores ficciones jamás imaginadas.
_____

El último corredor siempre ve los flashes en la meta, los aplausos de júbilo, el destello de las medallas. Y en la derrota no encuentra consuelo alguno, sólo un vacío con la respiración agitada.