martes, 1 de abril de 2014

Dexedrinas XV

Sin título - Eli Lotard

La palabra gozne chirría de pena al pasar por unas puertas automáticas.
_____

El pájaro volaba contra el viento, en una extraña y dramática maniobra. Más allá no se veían montañas, ni campos con grano, ni siquiera un árbol con nido donde guarecerse, sólo un páramo insondable y aterrador.
_____

Siempre se le quedaba el café frío en la taza; pensaba demasiado si necesitaba azúcar o el sincero amargor de la bebida.
_____

Los días fríos de primavera son el epílogo a un invierno con un final mal narrado.
_____

Un bosque de bloques de cemento, ciudad de periferia, cordillera grotesca que tapa los sueños de sus habitantes.
_____

La diferencia entre atisbar el dolor y sentirlo, entre la promesa de heridas y la piel sangrante, entre las púas del erizo marino atravesando la carne y su imaginación, es lo que distingue al suicida del escritor en permanente expiación.
_____

El loco miraba la cruz verde de la farmacia encenderse y apagarse. Donde otros veían sólo un cartel luminoso él conseguía ver todo un complejo código que le alertaba sobre la inquisición.
_____

Las almenas son el peine del cielo.
_____

Los árboles crecen por aburrimiento, las personas por miedo, el amor por latidos.
_____

Siempre buscamos padres al fracaso cuando lo importante son los hijos que engendra.
_____

Un gruísta gordo, sucio y de barba hirsuta. Aficionado al ballet. Retiraba los coches mal aparcados con una delicadeza admirable.
_____

En los días de viento la ropa tendida parece saludar al paseante atento, los toldos a rayas rasgados por el sol le arpegian melodías silenciosas.
_____

De pequeño le gustaba el olor del garaje, del metro, del trastero donde guardaba la bicicleta. De mayor formó un desconocido grupo de post-punk.
_____

Antítesis dolorosa es que El Quijote se edite en papel biblia, los ojos huidizos de una madre, el suspiro del amante dedicado al pasado.
_____

Si los aviones, al atravesar la nubes, no son llamados submarinos, los escritores, en mala racha, no deberían ser tratados como despojos.
_____

Cuchara, cucurucho, cachiporra: aliteración imberbe y juguetona.
_____

Al asomarse a su ventana vio a un hombre detenerse frente al contenedor de reciclaje, mirar a derecha e izquierda y meterse dentro, no sin esfuerzo. No se alarmó lo más mínimo, entendió el motivo de aquella extraña acción. Tres días después, leyó en el periódico, que le habían encontrado muerto, aunque con una sonrisa de esperanza.
_____

Un parque sin niños, ocupado tan sólo por paseantes eventuales, es como un cine a la hora en que el acomodador barre las palomitas del suelo con las luces dadas.
_____

La incertidumbre convierte los días en meses, las horas en una corriente que fluye tan lenta como la sangre de un animal disecado.
_____

Los antiguos marineros se guiaban a través de las estrellas, él sólo sabía el nombre de algunas. Aquello, aunque bonito, nunca sirvió como carta de navegación con la que evitar naufragios.