jueves, 26 de diciembre de 2013

Flametti o el dandismo de los pobres de Hugo Ball


Flametti o el dandismo de los pobres.
Hugo Ball
Editorial Berenice
Traducción de Fernando González Viñas
Córdoba, 2013
9788415441236
18€

"¿No! Tampoco ellos eran capaces de generar calor y entusiasmo que trajesen consigo invitaciones a cerveza a vino y champán, a carreras en coches, aventuras y a decidir el destino. ¿Donde radicaba el misterioso poder de atracción de los Flametti? Más de uno se quebraba la cabeza pensando en ello"

"¿Aplicado? Era algo que él despreciaba. El verdadero artista duerme por la mañana hasta alrededor de las once. Cuando se ha trabajado hasta la madrugada, a menudo en los números más difíciles, no puede uno volver a estar levantado al amanecer."

"¿Ensayos? ¡Por supuesto! Pero con medida y propósito. No tiene ningún sentido quitarle a la gente el placer del trabajo, atosigarlos con ensayos que desfallezcan. Lo que importa es la inspiración y no los ensayos. El que no la tiene en su interior tampoco va a lograrla aunque ensaye veinte veces ¡Esto no es la mili! Los artistas no son máquinas de repetir ejercicios. Y si hay que ensayar, por lo menos que no haya demasiada puntualidad. La puntualidad es asunto del diablo. Todo radica en el pulso, en la espontaneidad."

"El talento, la voz y la figura podían tener algo que decir sólo si el personaje que había detrás tenía algo que decir."

"Había que tener un destino para resultar interesante para la compañía de Flametti. El destino traía consigo lo polifacético, la sorpresa, la actitud, el espíritu. Sus componentes debían saber moverse. Tenían que haber visto mundo; tenían que estar versados. El refinamiento no era lo que buscaba: detrás de él no había gran cosa. Los que nacen artistas son gente desclasada, personajes excluidos. Hay que haber estado oprimido para llegar a ser artista."

"Cárceles, escándalos, lupanares y deserciones no suponían un impedimento. Los artistas proceden de otro mundo, no son ciudadanos corrientes. Los artistas nacen de la opresión. Donde no hay defectos no hay personas."

"El colorido, la magia y el exotismo sólo pueden nacer de la desesperación."