jueves, 24 de mayo de 2012

Dexedrinas IV

Eisenstaedt, Niños mirando marionetas.

Un árbitro licenciado en psicología, cree fervientemente en el refuerzo positivo. Lleva una tarjeta verde y la muestra constantemente cuando el partido transcurre con normalidad. Ni el publico ni los jugadores entienden nada.
_____ 

El vagabundo se puso sus mejores harapos, se acomodó en sus cartones más mullidos, incluso abrió un vino de dos euros.
- Qué haces? - Le preguntó intrigado su compañero.
- Ven a mi lado - le dijo golpeando con la palma el sitio libre, sonriendo sereno - Ahora nos toca ver a nosotros como se hunde el país. 
_____

Con ella las consideraciones y la reflexión tenían poca importancia. Un abrazo suyo, un beso en el momento más inesperado y toda argumentación quedaba reducida a la nada, a papelillos rotos perdiéndose en un río.
_____

El ebook del futuro inmediato. Con un estupendo filtro de serie que eliminará esos molestos pasajes subversivos, esas incómodas frases pornográficas, incluso los desgraciados finales tristes. 
_____

Un viejo cirujano de guerra siente algo especial. En sus clases de informática en el asilo le enseñan el comando ctrl-x. 
_____

Los cojines que yacían en el sofá mostraban orgullosos a la luz de la tarde los abrazos de la noche anterior.
_____

Su charla intrascendente se convirtió en filtreo cuando sus miradas se descubrieron cartografiando sus cuerpos.
_____

Después de acostarse con él, ella abandono para siempre el pret-a-porter. Había descubierto la ropa hecha a medida.
_____

Buscamos los finales de comedia romántica inglesa, pero a menudo encontramos los de las series españolas costumbristas.
_____

Con cada golpe de su bastón al andar la anciana demostraba al mundo el descontento por su vida pasada.
_____

Controlaba sus ataques de ansiedad arrojando trocitos de bollo a las hormigas. Era un relevante político socialdemócrata retirado.
_____

El borracho es el anarquista del equilibrio. 
_____

Los pósters que el adolescente colocaba en su habitación eran la puerta a conversaciones con amantes que nunca llegarían. De mayor se hizo decorador minimalista.
_____

Los zapatos que no nos ponemos son como barcas pudriéndose en el puerto.
_____

Las cacerolas dejaron de ser utensilios de cocina para convertirse en instrumentos de la orquesta de música de la indignación.