jueves, 14 de junio de 2012

Dexedrinas V

Langweilige puppen, Jeanne Mammen, 1929

Eran cínicas, displicentes y superficiales, terriblemente atractivas. Una trágica femineidad incapaz de separar sus polos magnéticos.
_____

El jardinero cuidaba las plantas con dedicación, especialmente a aquella extraña flor. Le recordaba a la mujer que nunca tuvo.
_____

Le pidió prestada su mirada. La necesitaba para vencer a la realidad.
_____

Acercó su oído al reloj de arena y pudo oír al tiempo desprendiéndose como grandes rocas de una montaña.
_____

Los calcetines tirados en el suelo al acabar el día son las mudas de piel de serpiente de la cotidianeidad.
_____

La lámpara permaneció encendida cuando ellos se marcharon. Iluminaba todo aquello que no pudo ser.
_____

La crisis era tan grave que en los canales infantiles sólo programaban dibujos de George Grosz.
_____

Una cámara sin objetivo. Además de sacar las imágenes desenfocadas carecía de ambiciones.
_____

El tiovivo es como la vida, una persecución implacable destinada al fracaso.
_____

Los mineros custodiaron nuestra dignidad bajo la tierra. La hicieron brotar cuando más falta hacía.