jueves, 26 de abril de 2012

Dexedrinas III

Epaules de Vera Broïdo, por Raoul Hausmann, 1930


A veces nos intentamos refugiar en la belleza, otras es ella quien nos encuentra a nosotros, dejándonos absortos, suspendidos, en un instante perpetuo de admiración.
_____

Echamos el café hirviendo en una taza partida, nos damos cuenta cuando estamos abrasados.
_____

Un anciano, mutilado de guerra. De jóven trabajó en una feria dando miedo a los niños. Colecciona, desde hace unos años, libros con errores de impresión. No los lee, sólo los mira en silencio.
_____

El presente es un actor protagonista que se queda fuera de plano con el recuerdo.
_____

Un productor de cine porno, retirado, casi anciano. Guarda debajo del colchón, en una de esas costumbres arrastradas de la adolescencia, catálogos de ropa femenina de invierno.
_____

Un compositor de frustraciones. Como notas utilizaba deseos incumplidos.
_____

Las flores son las prostitutas de la naturaleza.
_____

Un señor coloca furtivamente unas cámaras web en los ojos de un Cristo. Cada día se sienta y observa desde su casa, pero sólo unos momentos. Atisba el enorme peso que significa ser el hijo de un dios.
_____

El mono grita lleno de ira dentro de su jaula. Los visitantes le observaban displicentes, con una condescendencia salvaje.
_____

La incertidumbre era tan grande que incluso los segundos dudaban si salir del reloj.