sábado, 30 de abril de 2011

Gigolá de Laure Charpentier

Gigolá
Laure Charpentier 
Editorial Cabaret Voltaire
Madrid, enero 2011
9788493664864

19,95€

Se busca chica joven de estética impecable, moral gélida y sexualidad arrolladora. Se mueve en la noche de Montmartre como si la hubiera inventado ella. Le gustan los coches deportivos, los bastones con empuñadura de pitón y los gemidos a cualquier hora del día. Si la ven déjense seducir desde la primera página, sobre todo si son mujeres.

Duquesa de La Salle - Tamara de Lempicka - 1925
Este libro comienza con una cita de la pintora polaca Tamara de Lempicka: "Vivo al margen de la sociedad, y las reglas de la sociedad normal no tiene legitimidad entre los marginales". Este libro es el repaso a un aspecto y un momento muy concretos, el París de principios de los sesenta donde se empezaron a recuperar antiguas formas de evadir los limites impuestos y aceptados por la mayoría. Narra la historia de Laure, trasunto de la autora, y su transfomación en Gigolá, una garçonne dedicada a una forma tangencial de prostitución homosexual, a un proxenetismo camuflado y a llevar una vida total ausente de condicionantes como el trabajo asalariado, los conflictos con la moral dominante y el reloj de pulsera como grillete en la muñeca.

El argumento sobre el que gira la historia es lo de menos, es un viaje sin término en el que se disfruta el propio recorrido, de hecho, cuándo la autora le proporciona un final presuntamente inesperado, novelesco en el peor sentido de la palabra, nos encontramos ante la peor parte en esta novela.

Lo fascinante radica en los juegos de poder entre Gigolá y sus amantes, la necesidad de agradar y mantener a su lado a su benefactora, controlar el ascenso de su protegida e intentar seducir a una renuente doctora. Ahí y en los múltiples pasajes de sexo explícito, del que se escribe sin imaginarlo, solo accediendo a los archivos de momentos de deseo incontenible. Esos o los que se utiliza el cuerpo como hipoteca.

Probablemente sea esa una de las principales contradicciones expuestas, como alguien que persigue su libertad a todos los niveles, el poder llevar una vida plena en todos sus ámbitos, acaba viéndose atrapada en la manipulación constante para mantener unas relaciones de vasallaje de ida y vuelta.

Si les apetece leer sobre alguien que utiliza la estética como un bisturí afilado, su cuerpo como un arma cargada a punto de disparar y además, anda por unas calles que hace unas décadas fueron uno de los mejores lugares para perderse de uno mismo, tienen unas cuantas cientos de páginas para dar cobijo a sus deseos. Eso sí, antes de ir a la librería saquen lustre a sus zapatos, por favor.